2008-04-24

Testosterona Tumba-Mercados Bursátiles

tribuAméricas® | marisol franco

Las Historias del Neoliberalismo, a veces emparentan más con las leyendas urbanas, pero la diferencia entre unas y otras es que casi siempre las primeras están "respaldadas" por científicos y eminencias de alto rango académico.

Ver para creer: Un estudio de la Universidad de Cambridge, publicado en los Anales de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, el pasado 14 de abril, asegura que las altas y bajas de las Bolsas de Valores en todo el mundo están relacionadas con los niveles de testosterona de los corredores o brokers.

Según los investigadores británicos de Cambridge, "cuando los corredores de Bolsa tienen un elevado nivel de testosterona, la principal hormona sexual masculina, tienen más tendencia a asumir riesgos y logran más ganancias bursátiles". Y en esa misma línea, la testosterona sería la causa de decisiones irracionales causantes de burbujas especulativas y de 'cracks' bursátiles.

El estudio se hizo tomando como muestra a 17 brokers londinenses durante una semana y con base en esta pequeña muestra se determinó que "las ganancias logradas eran mucho más importantes que el promedio cotidiano cuando los corredores tenían niveles de testosterona mucho más elevados."

Los investigadores de Cambridge que fueron comandados por John Coates, curiosamente, un ex-broker de la Bolsa de Londres, se atreven a hacer recomendaciones de política financiera a los directivos de los bancos centrales del mundo basadas en el nivel hormonal de los corredores de Bolsa.

Así que, desde la perspectiva de estos investigadores, Mr. Ben Bernanke, Monsieur Jean-Claude Trichet y el doctor Guillermo Ortiz Martínez, por citar a algunos de los rectores de la política económica global, antes de subir o bajar las tasas de interés tendrían que revisar los niveles de testosterona no solamente de los brokers, sino también la propia (mmmmh...), pues la hormona masculina -dicen los de Cambridge- "impide reaccionar racionalmente, exacerbando las crisis financieras".

"Si la testosterona se vuelve excesiva en el organismo, como puede ocurrir fácilmente en situaciones de burbujas especulativas, el gusto por el riesgo puede volverse obsesivo", como ocurrió en 1996, cuando -a pesar de las recomendaciones de Alan Greenspan, entonces presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos- los mercados bursátiles se dejaron llevar por la especulación excesiva, argumenta el estudio.

El sesgo machista del estudio, que sin duda no puede considerarse tal con una muestra de 17 personas en un mercado bursátil que no es el más activo del orbe, pasa por alto que cada día hay un mayor número de mujeres corredoras de Bolsa, con un importante peso en la toma de decisiones financieras.

Según fuentes de Wall Street, alrededor del 15 por ciento de los brokers de la Bolsa de Nueva York son mujeres y el número va en aumento, porque hay muchas damas que han encontrado en las Bolsas de Valores un negocio lucrativo. Basta comprar algunas acciones vía Internet y empezar a comprar y vender desde la comodidad de la computadora hogareña para participar e influir sobre los mercados bursátiles del mundo.

Eso, sin tomar en cuenta que cada vez más mujeres ocupan posiciones clave en empresas e instituciones financieras de importancia mundial.

Como va la ciencia en Cambridge, es probable que cuando hombres y mujeres se dividan la responsabilidad de la economía mundial, atribuyan los bajones de la Bolsa de Valores a un retraso en el periodo menstrual de la primera presidenta de la Bolsa de Valores de Nueva York. <<>>


|||

Opina sobre los Temas de Actualidad en Nuestro Foro de Análisis en la Comunidad G+