2009-10-14

"Nos Quieren Quitar la Luz a Fuerza"

tribuAméricas® | martín de lima moreno

MÉXICO.- Un decreto firmado por el presidente mexicano Felipe Calderón Hinojosa en sábado por la noche, agendado por la oficina presidencial como de "actividades personales", extinguió la empresa estatal de electricidad Luz y Fuerza del Centro (LyFC) que desde principios del siglo XX era el bastión de uno de los últimos sindicato independientes del país, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Las instalaciones de la compañía que daba servicio en los estados centrales del territorio nacional, incluido el Distrito Federal, fueron ocupadas por la Policía Federal Preventiva (PFP) pocas horas después de que la población se volcara en las calles a festejar el pase de la selección nacional de fútbol al Campeonato Mundial que se realizará en 2010.

El motivo de la intervención policiaca en la empresa fue un conflicto post-electoral interno del SME que culminó en el rechazo del gobierno federal a reconocer la reelección del líder Martín Esparza Flores. Y cuando se esperaba una mano conciliadora en la Secretaría del Trabajo que mediara para resolver la confrontación entre trabajadores, el gobierno mexicano argumentó que el conflicto entre empleados ponía en riesgo la prestación del servicio de electricidad en algunos de los principales centros urbanos e industriales del país y acabó con la empresa.

El director general de la compañía, Jorge Gutiérrez Vera, que sería el responsable directo de la administración de LyFC no ha rendido aún a la Opinión Pública o al Poder Legislativo un informe detallado de cuál era el grado de responsabilidad del Sindicato en el magro desempeño financiero y de servicio de la estatal, que hubiese incidido en la desaparición de la misma.

A lo largo de varias décadas, los gobiernos mexicanos aceptaron las condiciones que imponía el SME para laborar en la empresa y la administración de Calderón no fue la excepción. Después de la publicación del decreto presidencial del pasado 10 de Octubre, se conoció que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público consideró la existencia de la empresa, innecesaria para el país, a pesar de que daba empleo directo a más de 60 mil familias en varios estados y que operaba con recursos financieros restringidos por el propio gobierno federal. <<>>

¿Quieres saber más sobre la historia de Luz y Fuerza del Centro y cómo puede influir su eventual desaparición en el entorno energético, económico y social de América Latina? Descarga el análisis "RENTABILIDAD Y COMPETITIVIDAD DEL SECTOR ENERGÉTICO EN MÉXICO" ó reflexiona con el siguiente hallazgo de tribuAméricas® en YouTube:




|||

2009-06-17

Digitalizan TV Estadounidense

NEW YORK -

TV shows were replaced by the hiss of static in perhaps 1 million U.S. homes Friday as stations ended their analog broadcasts and abandoned the transmission technology in use since the days of Milton Berle, Sid Caesar and Howdy Doody.

The vast majority of households that rely on antennas for their TV signals were prepared for the shutdown, but many people remained vexed by the challenge of setting up digital reception.

Hundreds of people began lining up about 3 a.m. Friday outside the Freestore Foodbank in Cincinnati, five hours before the agency began giving out 250 free digital converter boxes. The center had given all the converters away by 10:30 a.m., and many people were still in line.

Harvey Durrett, 48, said he got in line about 6 a.m. but was unable to get a converter, which costs about $40 to $60 in electronics stores unless the consumer has a $40 coupon from the government.

"I'm on disability, and I can't really afford to buy one," Durrett said. "I can't get anything on my TV now, so I guess I'll have to go to friends' houses if I want to watch anything."

Any set hooked up to cable or a satellite dish is unaffected by the end of analog broadcasts, but around 17 million U.S. households rely on antennas. Nielsen Co. said poor and minority households were less likely to be prepared for Friday's analog shutdown, as were households consisting of people younger than 35.

TV stations were free to choose when in the day to cut their signals, and many were holding off until late at night. That means the full effect of the shutdown will not be apparent until this weekend.

At WTTG, a Fox affiliate in Washington, the 11 a.m. newscast concluded with the signoff used when the station was a part of the old DuMont Broadcasting Network — playing The Star-Spangled Banner, followed by a test signal. Then at noon, the station showed an engineer pushing a red button to shut off the analog broadcast.

TV stations, electronics stores and the government said most of the calls they received Friday were from people who had converter boxes, but needed help setting them up.

Fox affiliate WUPW in Toledo, Ohio, cut its signal at 8 a.m., making it one of the first stations to go. By 5:45 p.m., the station's five-person phone bank had received about 170 calls.

Chief engineer Steve Pietras said many callers had put off hooking up their converter boxes because they thought that digital broadcasting did not start until Friday. Like most stations, WUPW has been broadcasting digitally for years, alongside analog.

"That's kind of causing some last-minute jitters in a lot of people," Pietras said.

The Commerce Department reported a last-minute rush for the $40 converter box coupons: It received 319,990 requests Thursday, nearly four times the daily average for the past month. In all, the government has mailed coupons for almost 60 million converter boxes. The limit is two coupons per household.

It takes nine business days for a coupon to reach the mailbox. Leo Jones, a 79-year-old retired school administrator in Ontario, Calif., was chagrined to learn this Friday. His coupon will not get to him in time for the fifth game of the NBA playoffs on Sunday, when the Los Angeles Lakers could be crowned champions.

"I'll have to visit my neighbor," Jones said. "I would rather watch it at home."

The government is accepting coupon requests and offering technical support at 1-888-CALL-FCC. Federal Communications Commission spokesman Mark Wigfield said that by 2 p.m. Friday, the agency had received 122,389 calls, nearly four times as many as on Thursday, the busiest day so far.

Among several confusing elements to the transition, many stations were moving to new frequencies Friday. That means that even digital TV sets and older sets hooked up to converter boxes need to be set to "re-scan" the airwaves. New TVs and the converter boxes have menu options, accessible through their remote controls, to enable a re-scan.

Some people might also need new antennas, because digital signals travel differently than analog ones.

A weakly received analog channel might be viewable through some static, but channels broadcast in the digital language of ones and zeros are generally all or nothing. If they do not come in perfectly, they are blank or show a stuttering picture that breaks apart into blocks of color.

The shutdown of analog channels opens part of the airwaves for modern applications like wireless broadband and TV services for cell phones. The government reaped $19.6 billion last year by selling some of the freed-up frequencies, with AT&T Inc. and Verizon Wireless the biggest buyers.

The shutdown was originally scheduled for Feb. 17, but the government's fund for converter box coupons ran out of money in early January, prompting the incoming Obama administration to push for a delay. The converter box program got additional funding in the national stimulus package.

Research firm SmithGeiger LLC said Thursday that about 2.2 million households were still unprepared as of last week. Sponsored by the broadcasters' association, it surveyed 948 households that relied on antennas and found that 1 in 8 did not have a digital TV or digital converter box.

Nielsen Co., which measures TV ratings from a wide panel of households, put the number of unready homes at 2.8 million, or 2.5 percent of the total television market, as of Sunday. In February, the number was 5.8 million.

Both the Nielsen and SmithGeiger surveys counted households as unprepared even if they have taken some steps toward getting digital signals, like ordering a converter box coupon.

Nearly half of the nation's 1,760 full-power TV stations had already cut their analog signals even before Friday, mostly in less populated areas.

Even after Friday, low-power analog stations and rural relay stations known as "translators" will still be available in some areas. And about 100 full-power stations will keep an analog "night light" on for a few weeks, informing viewers they should switch to digital reception.

The change also put a few stations off the air temporarily, making them available only through cable and satellite. In Syracuse, N.Y., NBC affiliate WSTM shut down both analog and digital signals at midnight. The digital signal will be restored this weekend, after the station completes its work to move to a new frequency, said Laura Hand, community relations director for the station.

WGTU in Traverse City, Mich., was off the air at midday and was working to come back up before the Detroit Red Wings played Game 7 of the Stanley Cup on Friday night.

"We do have some folks here that we don't want to disappoint," said Jill Saarela, the head of the station.

___

On the Net:

http://www.dtv.gov


NEW YORK -

It's not just TV viewers who will be relieved when analog broadcast signals are shut down Friday, sparing them from incessant reminders about converter boxes. Some business are eagerly awaiting the end of a process that began in 1987, when the shift to digital broadcasts was proposed.

"We're really excited that this is finally behind us," said Bill Stone, president of Qualcomm Inc.'s FLO TV service.

FLO TV, which broadcasts digital TV to specially equipped cell phones, spent $558 million one year ago for the rights to use UHF Channel 56 around the country. Qualcomm counted on being able to use that frequency right after Feb. 17, when U.S. full-power TV stations were originally slated to end their analog broadcasts.

The delay of the analog shutdown to Friday forced Qualcomm to postpone the launch of FLO TV service in new markets, costing the company tens of millions of dollars, Stone said.

Qualcomm will activate FLO TV service in 15 markets this weekend, including Boston, Houston, Miami and San Francisco. More markets will launch later this year, bringing FLO closer to its goal of nationwide coverage.

Cellular carriers Verizon Wireless and AT&T Inc. paid a combined $16 billion for spectrum to be vacated by TV broadcasters, but the delay has had little effect on them, since the wireless broadband equipment they plan to deploy is still in development. Verizon Wireless plans to turn it on next year.

The analog shutdown also helps TV broadcasters, which have suffered greatly because of declining advertising rates in the economic downturn. Several are in bankruptcy protection. After Friday, broadcasters will be freed from having to maintain expensive analog antennas. The vast majority of them are already broadcasting digitally, so there is no new cost coming for replacement broadcasts.

Best Buy Co.'s chief executive, Brad Anderson, said last year he was "very nervous" about being able to get and distribute adequate stocks of digital TV converter boxes ahead of the shutdown.

"I think it's one of the biggest risks our industry has," he said.

But manufacturers and electronics retailers have met the challenge of supplying converter boxes, which generally cost $40 to $60. And sales of digital TVs — which don't need the converters — have been strong even as other consumer spending has declined.

Other businesses have also gotten a one-time bonanza out of the transition.

A St. Louis-based manufacturer of TV antennas, Antennas Direct, said sales for the first quarter of the year more than tripled from the same period last year, to $2 million.

The cable industry has tried to sign up new customers who would rather not deal with the challenge of getting set up to receive digital TV broadcasts.

Joel Kelsey, policy analyst at Consumers Union, testified before the Federal Communications Commission last week that cable TV operators have run ads that say viewers have to act to not lose TV service, without mentioning that consumers can buy a converter box for which a $40 government coupon is available.

The ads "take advantage of the confusion around the digital transition," Kelsey told The Associated Press. Moreover, when consumers have called cable companies to sign up for a low-cost plan that was advertised, they have been pressured to buy more expensive services, Kelsey said.

While some customers might not have had a good experience when they called to sign up for service, National Cable and Telecommunications Association spokesman Brian Dietz said, cable has "gone beyond the call of duty" to educate consumers. The association said cable companies have spent $250 million on ad campaigns that promoted only the digital TV converter boxes and coupons.

Cable companies have said the transition netted them some new customers in the first quarter, but it wasn't a mass migration. Time Warner Cable Inc. told investors Thursday that it had a spike of new customers in February, around the time of the original deadline, and call center activity has picked up this week as well, as the last procrastinators start dealing with the transition.

The beneficiary of the greatest windfall from the transition is undoubtedly the U.S. government. It has pocketed $19.6 billion from the auction of freed-up airwaves.

2009-04-09

Aumenta 90% en Un Año el Número de Mexicanos Naturalizados en EU

tribuAméricas® | mesa de redacción

LOS ANGELES, CA.- De 2007 a 2008 aumentó por primera vez en 90 por ciento el número de mexicanos que se naturalizaron ciudadanos estadounidenses, la mayoría de ellos con residencia en California o Florida, reveló un reporte de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (National Association of Latino Elected and Appointed Officials -NALEO, por sus siglas en inglés). 

En el mismo periodo, la totalidad de latinos que obtuvieron la ciudadanía en Estados Unidos aumentó en 58%, para sumar 461 mil 317 personas, lo que convierte a las personas de origen hispanoamericano en la mitad de quienes se convirtieron ciudadanos estadounidenses. 

En 2008, 231 mil 815 personas originarias de México se convirtieron en ciudadanos americanos, un 90% más que en 2007.  Sin embargo, sigue a la cabeza el número de cubanos naturalizados que en un año aumentó 160 porciento, mientras que los nicaragüenses aumentaron en 120%. En tanto, los salvadoreños y guatemaltecos aumentaron en 109 por ciento respectivamente. 

La NALEO basó su reporte en datos del Departamento de Seguridad Interna, que el año anterior recibió en total 1.4 millones de solicitudes para la ciudadanía. 

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados tendrá su convención anual de políticos latinos en Hollywood del 25 al 27 de Junio 2009.  ¿Quieres saber más sobre cómo influirá el boom latino en la recuperación de la economía de los Estados Unidos?  Haz click aquí para accesar el reportaje publicado en exclusiva para suscriptores de tribuAméricas®. <<>>


|||

2009-02-01

¿Efecto Tequila Reloaded?

tribuaméricas® | silvia meave

Lo siguiente un lugar común, pero también una verdad: México es el agujero negro de la paradoja y el surrealismo. Esto viene a comentario porque el presunto defensor de los derechos de los usuarios de la banca, el presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) es un acólito de los usureros y, por lo tanto, en los próximos meses, los deudores del sistema financiero deberán enfrentar -como en la crisis de 1994-1995- una ardua batalla en la defensa de su patrimonio sin más apoyo que su poder de negociación individual (con o sin abogados).

La Condusef, como institución vigilante pasiva, al igual que la Procuraduría Federal del Consumidor, no aportan soluciones reales para el control de quienes detentan un poder económico y de protección de los intereses de la ciudadanía contra la que se ejerce ese poder mediante una legalidad agiotista que únicamente da como resultado la distribución inequitativa de la riqueza y el aumento de la brecha económica en países como México.

Apenas empezando Febrero, la Condusef, que encabeza Luis Pazos, un abogado que devino en economista por su afición a escribir libritos sobre su visión personal sobre el tema (su obra sobre Economía se ha publicado en tomos miniatura de no más de 15 centímetros para el consumo popular), emitió un comunicado en el que sintetiza la problemática de la crisis de pagos de créditos que empieza a provocar estragos en la sociedad mexicana, asegurando que "el problema de fondo es resultado del sobreendeudamiento, gastar más allá de su capacidad real de pago", cuando lo cierto es que los bancos, sin restricción por parte de las autoridades -léase Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Condusef, en ese orden- se fueron por la libre para elevar el costo del dinero sin más justificación que el aumento de la inflación local y la reciente debacle financiera de Wall Street.

No soy aficionada a contribuir con casos personales a la investigación periodística, pero esto es lo que tengo a la mano: Hace un par de meses empecé a recibir, día y noche literalmente, llamadas del departamento de cobranzas de BBVA Bancomer para que liquidara de inmediato un pago para el que tenía una fecha límite de por lo menos tres semanas.

Antes de que llegara la segunda semana de acoso sistemático de los empleados de cobranzas, decidí checar el estado de cuenta de mi tarjeta en línea y encontré que el propio banco me había sobregirado la cuenta con intereses por más de 5 mil pesos mexicanos (alrededor de 350 dólares al tipo de cambio actual). ¿Mis compras del mes? El cargo automático del teléfono celular por 400 pesos mexicanos y 180 pesos de la suscripción a un diario?... Todo lo demás eran intereses.

Así, aunque yo tenía control sobre mi capacidad real de pago y los márgenes de mi límite de crédito, el banco calculó que yo (y desde luego es el caso de todos los que tengan una tarjeta como la mía) debía pagar mis deudas, las de los morosos y, aparte, el fracaso de sus expertos en inversiones que ofrecieron utilidades de ciento por ciento a los accionistas del sistema y ganancias de más de 20 por ciento a ahorradores y Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro.

Cuando busqué asesoría en la Condusef para quejarme de que el banco me presionaba a pagar antes de que llegara la fecha límite de pago, me mandaron a dar un paseo a cualquier sucursal de mi banco para poner mi queja, dado que yo no tenía problemas de morosidad ni tampoco había ocurrido nada relevante excepto que los cobradores del banco llamaran a las seis de la mañana, a las dos de la tarde y a las 10 de la noche en mi domicilio fiscal para dejarme con quien contestara una atenta sugerencia de que pagara "lo más que pudiera" (sic) para que no me cobraran más intereses sobre los intereses que por su poder sin control gubernamental ya estaban cargándome.

Envié mi queja al banco, pero si bien las llamadas cesaron, no hubo una explicación formal de la institución a su estrategia de cobro. Mi padre, que durante treinta años fue analista de crédito en lo que hoy es Scotiabank, me advirtió, cual oráculo de Delfos: "Aquí sólo hay dos opciones: O saldas de inmediato las cuentas o te vas a moratoria con la bola, porque en este país siempre pagan los platos rotos los que se quedan a la mitad del camino".

O sea, que es muy probable que, como en 1994-1995, serán los deudores que no se declaren en moratoria los que paguen por todos los demás, si las autoridades financieras del país no implementan un programa de emergencia o tregua para los ciudadanos emproblemados, como lo que se está haciendo en otras naciones, incluidos los Estados Unidos: se fija un plazo sin cobro de intereses para que la gente pague el capital de su deuda y de lo perdido, lo que aparezca es bienvenido, antes que llevar a la economía nacional a una parálisis.

Al final, mi anécdota es solamente eso y espero que quede ahí; pero a partir de este incidente me di a la tarea de buscar a todo tipo de deudores que están padeciendo los efectos de una crisis global derivada de la especulación y la depredación financiera, que permitirá a los usureros de la banca internacional fortalecer su posición a costa de las clases medias de los países capitalistas, principalmente los de desarrollo medio como México, por la permisividad de las autoridades.

Los relatos que escuché evocan esas historias de los prestamistas medievales al estilo Scrooge, pero con ese inquietante sesgo mafioso que sólo se da en repúblicas bananeras y Estados fallidos: En México, los bancos se cobran directamente de las cuentas de nómina de sus deudores y estos en verdad se quedan sin un quinto para comer, pagar servicios y vivienda. En México, cobradores con acento extranjero amenazan de muerte a la abuelita de un deudor y la hacen caer en estado de coma; En México, falsos abogados llegan a las casas de los deudores a golpear a las sirvientas y a los niños... Y en el peor de todos los casos, hay cobradores que intentan embargar con lujo de violencia domicilios donde ya no viven los deudores a los que buscan y los habitantes deben pagar abogados para obtener comprobantes oficiales que acrediten que ellos NO son los deudores que busca el banco.

Recientemente, un grupo de legisladores encabezados por el senador Ricardo Monreal (hoy de la bancada del Partido del Trabajo) anunció con bombo y platillo la creación de un Movimiento Nacional Ciudadano de Usuarios de Servicios Financieros que pretende emular a El Barzón; pero con un claro tinte electorero, tomando en cuenta que en Julio próximo habrá elecciones para renovar la Cámara Baja del Congreso.

El grupo autollamado de protección a tarjetahabientes pretende recabar datos muy específicos y confidenciales de la gente emproblemada con la banca a través de un sitio web ; pero -según algunos usuarios contactados- no han obtenido ninguna respuesta de los "líderes" del movimiento ni de los administradores web, ni mucho menos guardan la esperanza de encontrar una salida viable a la segunda crisis de la práctica del anatocismo en el país en quince años.

Lo mismo ocurre con las direcciones de correo electrónico de los legisladores que se presentan como promotores del grupo: No responden ni los mensajes de los deudores ni de los periodistas que hemos solicitado más información sobre la organización.

Así, lo único que queda claro en medio de lo que se avizora como el Efecto Tequila Reloaded o Fobaproa 2 (¿otro 20 o 22 por ciento del Producto Interno Bruto para los siguientes quince años?) es que si los deudores con casos similares no se organizan y negocian en grupos jurídicamente bien asesorados, los bancos los expoliarán sin miramientos, con la anuencia de las autoridades o, en el mejor de los casos, se convertirán en moneda electoral de cambio. <<>>


|||

2009-01-21

Libertad de Expresión en México, Bajo Amenaza

tribuAméricas® | mesa de redacción

MÉXICO.- En los últimos dos años, México ha sido catalogado por organizaciones de periodistas y de derechos humanos como el segundo país más peligroso para ejercer la libertad de informar a la sociedad sobre lo que acontece en la sociedad, después de Irak.

En 2008 -según datos de organizaciones de derechos humanos- se registraron en México 13 asesinatos; 8 desapariciones y 178 agresiones a periodistas, cifras que no se habían visto probablemente desde los años 60s o 70s del siglo pasado.

Más aún, las organizaciones internacionales de periodistas contabilizan que en diez años se ha asesinado a 300 periodistas en América Latina; de éstos, más de la cuarta parte son mexicanos.

Este 2009 se inicia en un ambiente enrarecido para la actividad periodística en México, luego de la detención por parte de la policía bancaria del Distrito Federal (¿?) del director de la revista independiente Contralínea, Miguel Badillo y de la persecución de que es objeto la reportera del mismo medio, Ana Lilia Pérez.

Pérez, quien se encuentra oculta debido a una serie de irregularidades jurídicas que ponen en riesgo su integridad física, ha hecho llegar a la mesa de redacción de tribuAméricas® un mensaje que se leyó durante una reunión de ciudadanos solidarios frente al monumento al periodista Francisco Zarco, en la Ciudad de México, y se transcribe íntegro por considerarlo de interés público internacional:

"He pasado las horas más terribles de mi vida. En estos momentos estoy escondida, resguardada porque un juez de Guadalajara liberó una orden de aprehensión en mi contra, simplemente porque cumplí con mi deber periodístico de investigar y divulgar asuntos de corrupción en Petróleos Mexicanos, y que involucran a empresarios, funcionarios y políticos de muy alto nivel.

Es el costo que he pagado por revelar, hace casi un año, los contratos que firmó en Pemex Juan Camilo Mouriño, y por investigar y publicar los negocios en Pemex de otros empresarios vinculados con él y con quien hoy ostenta el cargo de presidente de la República.

Pasé la noche en vela por segunda ocasión, atenta a que de un momento a otro mis captores me ubiquen y me lleven no sé a dónde y ni en qué condiciones.

Mi familia no sabe de mí y ahora, por oídos de todos ustedes, les digo que espero seguir viva. Mis temores no son en vano. Desde el año pasado denuncié ante las autoridades judiciales, ante la Fiscalía de Protección a Periodistas, ante el Congreso de la Unión, el acoso en mi contra, las amenazas de muerte, la persecución, la vigilancia en mi domicilio, pero ninguna autoridad, en absoluto, movió un dedo.

No sé si el día de mañana mi abogado me pueda conseguir un amparo y si mañana, al tenerlo, habrá otra acusación en mi contra.

No maté, no robé, no violente ley alguna. Mi única arma es la palabra, y con ella, hice lo único que sé hacer: periodismo, honrosa profesión de la que me sostengo con un salario ganado decorosamente, sin pretensiones de enriquecimiento, como me han ofrecido los empresarios y funcionarios a quienes he investigado.

¿Y saben por qué los he investigado? Porque es derecho de todas las mexicanas y los mexicanos conocer qué se hace con su empresa: Pemex, cuyos ingresos sostienen la economía de este país y de la que pocos, muy pocos, se han hecho inmensamente ricos.

En mi vida nunca he tenido algún conflicto con la ley y, sin embargo, hoy estoy escondida, como no lo están siquiera los narcotraficantes o defraudadores de cuello blanco de este país, no puedo ni siquiera asomarme a una ventana y mucho menos buscar contacto en el exterior.

Agradezco de antemano a las y los colegas y miembros de la sociedad civil, organizaciones y defensores de derechos humanos preocupados por mi situación y la del resto del equipo de Contralínea.

LOS MOTIVOS

Les explicaré los motivos que me orillaron a convertirme en una prófuga de las autoridades judiciales, que no de la ley ni la justicia:

La mañana del viernes, camino a mi trabajo me enteré que mi compañero, jefe y amigo, el periodista Miguel Badillo Cruz, director de las revistas Contralínea y Fortuna --en las cuales desde hace seis años me desempeño como reportera-- había sido detenido al sur de la ciudad, por elementos policíacos, en circunstancias completamente oscuras. La detención era inverosímil, aun en el acoso y las agresiones que los dos hemos vivido en los últimos meses. Ya en la redacción, las y los trabajadores de Contralínea vivimos momentos de zozobra por desconocer su estado físico y situación jurídica.

Hacia el medio día, estando preso en El Torito, Miguel se enteró de que existía también una orden de aprehensión contra mí, y por terceros me lo hizo saber. La noticia me cayó como un balde de agua fría. En ningún momento hubo autoridad alguna que me notificara del supuesto desacato en el cual incurrí, y por mi compañero preso supe que yo enfrentaba una orden de aprehensión. A medida que las horas transcurrían se reducía mi posibilidad de obtener un amparo. Aumentó mi desolación.

Con el riesgo de que mis captores me ubicaran, al ser yo la autora de las investigaciones periodísticas publicadas en las revistas Contralínea y Fortuna relacionadas con el consorcio denominado Zeta Gas, por las cuales se detuvo a Miguel Badillo, me correspondió explicar a las y los colegas de los medios de comunicación el origen de la detención, así como el acoso que desde hace más de un año hemos padecido, por parte del poderoso empresario Jesús Alonso Zaragoza López, accionista mayoritario y presidente del Consejo de Administración de las 80 empresas que integran el consorcio, dedicado al almacenamiento y distribución de gas licuado de petróleo. Acoso ejercido de forma directa por sus abogados, sus guardaespaldas, además de funcionarios públicos locales y federales que se han prestado a sus arbitrariedades.

Ante las declaraciones que se fueron vertiendo sobre la detención de Badillo, comprendí que las autoridades no solamente eran indolentes, sino cómplices de los ataques de Jesús Alonso Zaragoza López en contra de un medio de comunicación que no hizo otra cosa que cumplir con su deber de informar a la sociedad de los negocios que se hacen con el dinero público, específicamente con el de Petróleos Mexicanos.

Tan cómplices fueron quienes detuvieron a Miguel, como lo fueron los jueces y magistrados que durante el año pasado emitieron un veredicto en el que resolvieron que yo no tenía derecho a publicar las entrevistas que me concedió Zaragoza López, entre otras razones, porque los hechos narrados tuvieron lugar en la frontera norte y yo radico en el Distrito Federal.

Así que, al escuchar a las autoridades declarar que la detención de Badillo había sido "legal", aún cuando nunca hubo notificación alguna, supe que tenía que huir. Me fui con la ropa que traía puesta. Dejé trabajo, escuela, casa y familia, por el riesgo de, en el mejor de los casos, ser detenida por la policía, al igual que Miguel, por una orden de aprehensión que un juez de Guadalajara giró en mi contra, por un supuesto desacato de un requerimiento judicial del cual nunca tuve conocimiento.

Y digo "en el mejor de los casos", porque hace 16 meses que vivo amenazada, acosada, vigilada, y perseguida por órdenes de Jesús Alonso Zaragoza López, quien me demandó por "daño moral" después de que publiqué dos entrevistas que él mismo me concedió, y luego de que rechacé todos los ofrecimientos de sobornos que me hizo.

¿Qué fue lo que me dijo Zaragoza López en las dos entrevistas?

Detalló aquel pasaje de su vida, cuando la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) abrió una investigación en su contra, y en contra de sus hermanos, de su papá y de sus empresas, luego de que las autoridades de ese país descubrieron un cargamento de cocaína en una de sus pipas que trasportaba gas licuado de petróleo de México a Estados Unidos.

-- ¿Y el chofer de la pipa, don Jesús? – le pregunté.

-- Desapareció, nunca más se supo de él. Desapareció toda su familia.

-- ¿Cuántos años llevaba trabajando con usted?

-- 20 años --respondió en la entrevista.

Una familia entera incómoda a la familia Zaragoza desapareció, y al empresario nadie le preguntó nada.

Jesús Zaragoza me dijo que en el sexenio de Vicente Fox, el secretario de Energía, Felipe Calderón Hinojosa, lo recibía en sus oficinas para "ayudarle" en sus negocios y que, a cambió, él lo apoyó económicamente para su campaña a la presidencia de la República.

Me contó cómo los directivos de Pemex le ofrecieron el negocio de los ductos, mucho antes de que se hablara de una reforma energética.

Me dijo cómo el secretario de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola, le ayudó a instalar su planta de gas de Manzanillo, la cual le renta a Pemex Gas para almacenar el gas que luego Pemex le vende a él, y a su vez él distribuye a millones de consumidores.

Me detalló cómo soborna alcaldes y autoridades locales y federales para que le permitan instalar sus plantas de gas en zonas prohibidas y, por encima de las protestas ciudadanas, como lo hizo en el pueblo de Campos, según documentamos entre los pobladores.

LA DEMANDA

Todo ello fue grabado con el consentimiento de Jesús Alonso Zaragoza López, quien al concluir las entrevistas me ofreció llevarme de compras a Estados Unidos y viajar en sus aviones privados. Lo rechacé, y en respuesta, en agosto de 2007, presentó la primer demanda en contra de la revista Contralínea, de su director, Miguel Badillo, y en contra mía.

Durante el juicio, Zaragoza reconoció como suya la voz de las grabaciones que exhibimos como prueba de nuestro dicho, aunque sus abogados: Graham Alberto Zubía Félix, Francisco Cuéllar Ontiveros, Diego Romero Velasco y Juan Manuel Aguilar Maya intentaron que el juez no la desechara. En septiembre de 2008 estos mismos abogados, con sus guardaespaldas armados y elementos de seguridad pública, allanaron nuestras instalaciones y nos amenazaron con confiscar nuestras computadoras.

En el juicio, Zaragoza López no aportó una sola prueba que sostuviera sus acusaciones en contra nuestra. Nosotros aportamos, además de las grabaciones, cientos de documentos que respaldan las investigaciones periodísticas publicadas, incluidos los que Zaragoza me proporcionó, emitidos por Calderón Hinojosa.

Durante el juicio solicitamos los testimonios de los funcionarios que, según dijo Zaragoza, le han facilitado sus negocios: Felipe Calderón Hinojosa y algunos directivos de Pemex, sin embargo, los jueces se abstuvieron de citar a ninguno de ellos.

El argumento central de Zaragoza López, validado por los jueces del Tribunal Superior de Justicia es que él es dueño de 80 empresas, y que yo soy "una pobre reportera". A él se le permitió entrar al juzgado con guardaespaldas armado, a mí ni siquiera se me permitió declarar: el juez me declaró confesa.

Durante el juicio sus abogados amenazaron a Miguel Badillo y a mí de que nos desaparecerían y que acabarían con Contralínea. Se nos advirtió que con su dinero y sus influencias Zaragoza acabarían con nosotros, que una tras otra, nos presentaría 80 demandas. Hoy vemos cumplir las amenazas.

INFORMAR, MI PROFESIÓN

Hace diez años que ejerzo el periodismo. He desempeñado mi profesión con estricto apego a la ética, sin otro interés que informar a la sociedad.

El acoso de los contratistas de Pemex en contra mía se recrudeció en febrero del año pasado, cuando investigué y publiqué en Contralínea los contratos que firmó en Pemex Juan Camilo Mouriño en su dualidad de funcionario público y empresario privado. Cuando le entregué los contratos a Andrés Manuel López Obrador, se desataron las amenazas directas de funcionarios públicos en contra mía.

He recibido llamadas telefónicas donde se me amenaza de muerte. Mi domicilio está constantemente vigilado. He padecido seguimientos y me han tomado fotografías. Todo ello lo denuncié desde 2008 ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y ante la Fiscalía Especializadas de delitos en contra de periodistas, de la Procuraduría General de la República.

Aun cuando las investigaciones en torno a la familia Zaragoza me llevaron a descubrir sus negocios oscuros y aun cuando sus propios trabajadores me habían advertido que "son gente de cuidado", hasta ahora me doy cuenta que la impunidad con la que actúan supera todo lo que pensaba.

Conozco mi deber como periodista, obedezco a mi ética; soy respetuosa de la ley y de las instituciones, tan es así, que he cumplido cabalmente con todo el proceso judicial al que se me ha sometido, pese a estar plagado de irregularidades. Sin embargo, el día de hoy tengo que permanecer escondida sin haber cometido delito alguno. Pero he de confesar que huí más por miedo de las amenazas de la familia Zaragoza, que por la detención. Es lamentable que ni siquiera mi familia pueda saber de mi paradero.

Aun en este panorama adverso, reflexiono que seguiré con mi trabajo, pues, sin hacer juramento alguno, como los médicos, los periodistas nos debemos a la sociedad, y ello implica defender la libertad de expresión, así como el derecho ciudadano de estar informado.

Tengo claro que éste es un asunto en el que se pretende callar a los periodistas que investigamos la corrupción que impera en Pemex, un tema de interés nacional, puesto que se trata de una empresa propiedad de todas las mexicanas y los mexicanos, y la principal generadora de divisas.

Hago responsable a Jesús Alonso Zaragoza López de lo que pueda ocurrirme a mí, a mi familia, o a cualquiera de los trabajadores de Contralínea."

Hasta aquí el mensaje de la periodista mexicana Ana Lilia Pérez.

El equipo editorial de tribuAméricas® expresa su solidaridad con ella, con Miguel Badillo, con el equipo de Contralínea/Fortuna y con todos los periodistas mexicanos que con su actividad de investigación seria y documentada cumplen con esa función social clave para la existencia de las democracias, que es la inalienable libertad de expresión e información. Agradecemos a los colegas Periodistas Unidos por la Libertad de Expresión que nos enviaron el poster que ilustra esta nota y condenamos cualquier atentado que se lleve a cabo en México o en cualquier lugar del mundo en contra de la labor de quienes informan y se constituyen en el cuarto poder -la conciencia- de un Estado democrático. <<>>


|||

Opina sobre los Temas de Actualidad en Nuestro Foro de Análisis en la Comunidad G+