2010-04-19

México: Seguridad Nacional de Datos, Violada

tribuAméricas® | martín de lima moreno

MÉXICO.- Aunque el presidente Felipe Calderón insiste en que México no es un Estado fallido, la nota periodística de la reportera María de la Luz González, publicada el 19 de Abril 2010 por el diario El Universal, sobre la venta en vía pública -en el mercado pirata del barrio de Tepito, en la capital del país- de las bases de datos del padrón electoral nacional, de los integrantes de corporaciones policiacas de todo el país, del registro de automóviles y transportes de carga, los registros de licencias de conducir, datos del buró de crédito, de la población carcelaria y otros datos sensibles de la población, revela que el compromiso básico de un gobierno, de proteger la integridad de la vida y los bienes de los ciudadanos que lo llevaron al poder no existe en la actual administración.

El antecedente de la venta de datos oficiales a la delincuencia es la venta en 2001 del padrón electoral del Instituto Federal Electoral (IFE) a la empresa estadounidense de Inteligencia Privada ChoicePoint, con base en Alpharetta, Georgia. 

Aunque la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) logró que a finales de 2003 se sentenciara bajo los cargos de revelación de secreto, delitos de carácter electoral y de traición a la patria, a empleados de la empresa local Soluciones Mercadológicas en Bases de Datos, quienes presuntamente vendieron la información a ChoicePoint, al año siguiente un juez les dio libertad mediante pago de fianza de alrededor de 8 mil dólares, contra los casi 130 millones de dólares en que estaba tasado el daño económico del hecho delictivo,  al considerar que el único delito que habían cometido era el de revelación de secretos.

Ahora que El Universal da a conocer que la información más importante y actualizada de los ciudadanos mexicanos y de extranjeros que viven y realizan actividades económicas legales en México está en manos de la delincuencia y a disposición de cualquiera que pague los 12 mil dólares que se piden en el mercado negro, la vulnerabilidad de la población y la seguridad nacional alcanza prácticamente el ciento por ciento y coloca al Estado nacional en una situación de indefensión no sólo ante la delincuencia local, sino de cualquier grupo delictivo a nivel global. 

El escandaloso descubrimiento de El Universal se da justo en la coyuntura que exhibe el fracaso del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (RENAUT) que tiene el propósito de detener las extorsiones y delitos que se llevan a cabo con teléfonos celulares robados, pero que ha sido rechazado por un alto porcentaje de la población que teme que su información sea mal utilizada por los empleados gubernamentales que tienen acceso a ella; pero también al tiempo en que el Congreso de la Unión analiza la aprobación de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, con la cual se pretende regular el manejo y control de información de ciudadanos por parte de empresas e instituciones privadas. <<>>

LEE EL REPORTE COMPLETO:


|||

Opina sobre los Temas de Actualidad en Nuestro Foro de Análisis en la Comunidad G+